BLOG

Blog

ARQUITECTO, ¿TE VAS A CONFORMAR?

 


Somos arquitectos. Sabemos lo que se nos da bien y lo que nos gusta. Invertimos horas, días, semanas (incluso meses) trabajando en nuestro portfolio.


Sabemos de dónde venimos, cuáles son nuestras credenciales, en qué estudios hemos trabajado, cuántos másteres y doctorados llevamos a las espaldas.


Sabemos perfectamente cómo nos gusta maquetar una presentación o representar un plano, sabemos qué arquitectura nos hace vibrar.


Sabemos incluso cómo nos gusta vestir como arquitectos. Qué gafas llevar. Qué bolígrafo usar. Qué zapatos. Qué accesorios. Qué libros, qué revistas leer.

Nos conocemos muy bien como arquitectos, y sin embargo desconocemos lo más importante:

¿Qué es lo que podemos ofrecer?


¿Qué problemas hay ahí fuera que podamos resolver?


La mayoría de nosotros ejercemos la profesión “apagando fuegos”. Vivimos entre “entrega y entrega” y nos perdemos en la rutina. Producir, producir, producir. Horas frente al ordenador. Nos conocemos muy bien como arquitectos pero parece que sólo sabemos ejercer de una sola forma.


Si pusiéramos en práctica la escucha necesaria encontraríamos tantos tipos de problemas como personas, y podríamos por fin sacar todo el potencial que hemos adquirido precisamente gracias a nuestra extensa formación.


La profesión tiene miles de facetas tangentes y maravillosas, pero depende de cada uno apostar por esta madurez profesional. Mi consejo es que no te conformes con un curro seguro y mediocre porque hay miles de salidas posibles para un arquitecto. Y te garantizo que mucho más rentables y enriquecedoras.


Si hay una voz que te pregunta


¿hacia dónde me dirijo?

¿realmente esto es todo a lo que puedo aspirar?


,es el momento de escuchar y hacer algo con eso.

Captura de pantalla 2019-02-23 a las 14.52.52-min.png